miércoles, 13 de agosto de 2014

Consejos sobre la llegada a casa de nuestro Boxer


Para la perra preñada; Cuando la perra boxer entra en celo se le administrará una pastilla de ácido fólico hasta el mes y medio de embarazo con esto podemos prevenir las malformaciones de los cachorros.

Se le pondrá pienso de cachorro en la cantidad adecuada.

Una semana antes del parto se le puede dar una pastilla de amoxicilina 500 que continuaremos hasta 5 días después del parto, va muy bien para prevenir la mastitis.

Cuando la perra ha criado es importante que no descienda la temperatura de las mamas ayuda a prevenir la mastitis. Podemos colocar una manta térmica o una lámpara de infrarrojos que nos ayudara a mantener una buena temperatura para los cachorros.

La llegada del cachorro a casa; Esta se producirá cuando el cachorro este perfectamente vacunado y desparasitado por el criador (viene a rondar los dos meses de edad).

Cuando el cachorro esta en vuestra casa no debemos estresarlo demasiado acaba de llegar de un largo viaje y le conviene descansar.

Ponerle agua y quitar todos los objetos que pueda tragarse o morder especial cuidado con los enchufes, cables de luz, detergentes, lejías, pinzas de la ropa etc.

Ponerle la cantidad de pienso recomendada por el criador, este nos dara una muestra del pienso que gasta (satisfacción) para mezclarlo con el nuestro que debe de ser de gama alta (royal canin , eukanuba etc).

Nunca le daremos leche ni sobras, se le puede hacer un poco de arroz hervido o darle algún yogurt natural con bífidus.


Cuando lo llevemos al veterinario NUNCA lo dejaremos por el suelo y lo acercaremos a otros perros, ponerlo directamente en la mesa del veterinario, recordar que al veterinario van los perros enfermos y es un punto importante de contagio.


No administrar al cachorro calcio ni suplementos vitamínicos si no lo aconseja un veterinario con un buen pienso para cachorros tiene de sobra.

No despertar al cachorro para jugar necesita dormir ya tendréis bastante tiempo mas adelante y nunca hacerle un entrenamiento fuerte hasta el año recordar que es un cachorro y podríais fastidiarlo.

Intentad que no este en superficies resbaladizas y que no suba ni baje escaleras ya que es muy perjudicial para la displasia de cadera (es peor una displasia adquirida que una hereditaria)

Ponerle la comida y el agua en alto para que no tenga que agacharse demasiado y luego nos abra los codos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario